16/01/2015

Deja te cuento

Yeah I saw it, I saw it, I tell you no lies! ~ Iommi, Osbourne, Butler, Ward...

Hoy muy temprano fui a correr al parque y vi a las hadas. No lo podía creer, mas ahí estaban, tenían el tamaño de niñas de doce o trece años, pero de formas exuberantes. Su pelo era castaño claro —largo y en caireles— y sus ojos del color de la miel, donde fulguraban los rayos del sol naciente como si fuera en gotas de rocío. Su piel, del color de la aceituna, parecía muy suave. Traían botas altas de charol negro y tacones de aguja que les llegaban a la mitad de los muslos. De esa línea hacia arriba sus cuerpos perfectos iban desnudos.

Cuando vieron mis pezuñas, mis cuernos y mi cola, escaparon a toda velocidad. Quise perseguirlas pero la carrera me había dejado exhausto. Me senté debajo de un viejo roble y me puse a tocar la flauta.