16/05/2004

Ennui


That nothing walks with aimless feet;
That not one life shall be destroy'd,
Or cast as rubbish to the void,
When God hath made the pile complete... ~ Alfred Tennyson

Dios se aburre, el tedio de tanta inmortalidad lo consume. Hoy toca a un querubín —de rostro ingenuo— divertirlo, quien a tal efecto le muestra, con gestos de prestidigitador, un armadillo. La Corte Celeste toda, atenta al truco, observa como el pobre animal se retuerce y arrúa de dolor mientras lo hacen bolita.

Yahvé recuerda que, de la docena y media de dasipódidos que creó, sólo una puede enroscarse sobre sí mismo. Sonríe durante un momento mas de inmediato se apaga para volver a su fastidio habitual, sin prestar atención a la sangre mezclada con vísceras delicuescentes que escurre de la improvisada pelota.

15/05/2004

El suplicio de Tántalo

El hermoso ángel se desnuda frente a Tántalo, ofreciéndole las poses más lascivas e inimaginabales. De pronto, aparece un televisor con el mismo documental de todos los días acerca del armadillo.

«... (R)ecurre a un interesante artilugio. En vista de que —como hemos dicho— la concha limita su movimiento, una vez que entran en un agujero sin salida, quedan varados. Si tenemos en cuenta lo poderoso de sus garras, ésto hace que sea imposible hacer que se desatore...»

El condenado, poco a poco, empieza a recordar..., temblando ante la inminencia de su castigo cotidiano. No puede remediarlo y se arroja de manera instintiva dentro del pequeño túnel, mientras que el alado verdugo se le aproxima con un palo de escoba en la mano.

"... El truco es el siguiente: se levanta la cola del animal —con sumo cuidado— se le introduce el dedo índice dentro del ano, y una vez que se siente el apretón —lo que significa que las garras se han relajado— se arrastra la presa hacia afuera."