17/02/2003

Otros tiempos

A lo lejos se escuchan los gritos estremecedores de la Llorona, que impreca al cielo por aquellos hijos masacrados. Todos se miran confusos, seguros de que la muerte ya no significa lo mismo que antes de la Positrónica... y ningún robot sabe decir qué es eso de 'los hijos'.

16/02/2003

Avances de la ciencia médica

Estaba tranquilo como no lo había estado durante los últimos meses, feliz de haber encontrado determinación y cordura para pedir ayuda profesional. Recibió de manos de Jerome L. Baldwin MD PhD el frasco ámbar con comprimidos, junto con la perorata acerca de la futilidad de amuletos, veladoras aromáticas, mejunjes y puercos enterrados en el jardín. También escuchó atento el consejo de tomar la receta unos minutos antes del crepúsculo junto con un salutífero baño caliente, y así obtener los mejores resultados terapéuticos. Antes de terminar la consulta el especialista le garantizó que los monstruos desaparecerían para siempre.

Poco antes del ocaso abrió el grifo, puso las sales, puso música, se desnudó, levantó la tapa del inodoro, vació el frasco, se metió a la tina y se hizo los correspondientes tajos en las venas.

15/02/2003

Tedio

Juego a que soy yo quien mueve las cortinas y no el tenue viento que se cuela por las rendijas. Otro de mis favoritos es andar de aquí para allá en la niebla, imaginando que cuando se disipa me disuelvo con ella y así acaba este injusto penar. ¡Si tan sólo pudieramos hacer apariciones!

Condenados a medrar en este éter asqueroso y a espantarnos los unos a los otros... la vida de los espectros no puede ser más triste.

09/02/2003

Ecfrasis

En el pretil, la mecedora se mueve sin necesidad de esfuerzo alguno de parte de Abuelo, quien ocupado en vigilar a las niñas que juegan se balancea a capricho de viento y madera. Las vigas del piso gimen al parejo del viejo mueble y la mirada recorre de arriba a abajo —con precisión cronométrica— la curva, desde los árboles que delimitan la milpa recién barbechada, hasta los mugrosos pies descalzos de la más pequeña nietecita.

La madre, soltera y atareada con el metate, se baña en el sudor copioso del calor de la lumbre y el mediodía. Un niño, el hermano mayor, se acerca por la vesana acompañando al famélico hato de ganado.

El abuelo ha muerto desde las ocho de la mañana, pero sigue atento el juego de las niñas, es su obligación, su contribución a la magra economía doméstica. Ya después lo llorarán y prepararán café y novenario.

Para sosiego de todos, el anciano es sordo, y hace caso omiso al clamor de los ancestros que llegan a recogerlo, vaporosos y mezclados entre las escuálidas vacas.

07/02/2003

El Efecto Mariposa

Su batir de alas en la eternidad es inútil... Nada consigue, acaso añorar con más ansia los tiempos cuando provocaba huracanes.

04/02/2003

El Fantasma de la Ópera Rock

Llegamos puntuales al teatro, todos muy elegantes. Con desilusión y sorpresa leímos el letrero:

HASTA NUEVO AVISO
SE SUSPENDEN TODAS LAS APARICIONES

01/02/2003

El ánima


 ¡Llega a casa exhausto de pánico y jura y perjura que ha visto un vivo!