07/10/2011

Steve Jobs — IN·MEMORIAM

Luego de probarla con ratones, estos nerds vieron que su máquina del tiempo era un éxito. Escogieron ir a la batalla por la Gran Tenochtitlán, a donde llegaron a romper el asedio de Cortés: ¡ya se soñaban en un harem de Malinches!

Los mató la viruela.

No hay comentarios.: