30/06/2002

Gn 5:21-27

 Los dos ancianos pasean cogidos del brazo. Acaban de regresar de la Mesopotamia, donde briagos y en cueros estuvieron persiguiendo a las vírgenes del templo. No alcanzaron a ninguna, y ninguno quiere hablar de cómo se burlaban de ellos con exagerados gestos de asco. Matusalén y Yahvé encuentran un roble frondoso y se arropan entre la hojarasca a dormir la borrachera.

No hay comentarios.: