18/08/2002

Gengenesgénesis XVI

Igual que siempre, puso en el cielo el Sol, la Luna y las estrellas, hizo que rebosara la tierra de plantas y animales, y que en los mares pulularan los peces y en el aire volaran las aves y los insectos con alas.
El sexto día llegaron, teletransportados, Adán y Eva. En diversas partes del planeta, mientras tanto, aterrrizaban las naves de la flota colonizadora.
Al séptimo día, pusieron a descansar a Dios, checaron cada uno de sus circuitos, le desconectaron la fuente de poder, lo aceitaron y lo empacaron con mucho cuidado.

No hay comentarios.: