17/02/2004

Mt 26:39; Mc 14:32-36; Lc 22:42-44 [El Santo Grial]


Jesús suplicaba al Padre, le pedía fuerza para resistir la prueba. Era terrible sentir, en un solo instante, el peso de todos los pecados del mundo.

::

En el año de 1997, en el Monte de Los Olivos, varios trabajadores que apuntalaban una sección del cementerio, descubrieron un antiguo esqueleto: Estaba en posición fetal mas con el cuello torcido, y las cuencas vacías apuntando al cielo. Atorado entre los brazos y el esternón, había un cáliz de oro.

No hay comentarios.: