06/02/2004

Reflexiones especulares hex

El vampiro se miró al espejo y escuchó un estruendo, hizo un esfuerzo por no aspirar la fetidez de la muerte que inundaba la estancia, y un escalofrío de horror violentó su cuerpo. Se relamió los labios con sabor a vitriolo y se alejó triste, tétrico y desilusionado.¡¡Ningún reflejo!!

No hay comentarios.: